Airsoft CQB en el Hospital abandonado

Seguro has estado ahí. Estás impaciente en el Punto de Inicio, faltan solo  momentos para comenzar el primer juego del día. Viniste desde tan lejos por la promesa de jugar Airsoft CQB en un campo inigualable.

Viajé 400 Km por carretera con tres de mis amigos para jugar en un Hospital abandonado San Luis Potosí. Al igual que muchos, es la primera vez que juego en este campo de CQB pero el juego lo conocemos todos, el objetivo es capturar el que alguna vez fue el auditorio del hospital pero solo sabemos que está en el segundo piso de este edificio.

No es casualidad que sea así, este es el primer juego y su propósito es dar oportunidad a la asistencia de conocer y ubicarse en este Campo de Airsoft CQB antes de pasar a dinámicas más complejas.

Cuando comienza el juego, salimos junto con la mayor parte del grupo por uno de los dos accesos del cuarto en el que estábamos apretujados y se desplaza rápidamente por el largo corredor que conecta esta ala con la recepción del hospital, atrás de ella hay dos accesos al segundo piso: una escalera y una rampa.

Al grupo que iba al frente de la estampida fue recibido por una pared de BBs desde los balcones del segundo piso, pronto, este punto se convierte en un cuello de botella. Quiero subir al segundo nivel pero debe de haber una mejor opción.

Airsoft CQB – Slow is smooth, smooth is fast

Entre toda la confusión he perdido a mis amigos así que regreso solo sobre mis pasos y comienzo a checar las habitaciones que pase. La tercera es muy prometedora, aparentemente estoy en la zona que alguna vez fue para dar consulta.

En el consultorio donde estoy, hay una ventana suficientemente grande para salir a un  patio interior que corre paralelo al resto de los consultorios y sirve para separar a las habitaciones de esta zona.

Con cautela me aproximo al prometedor egreso y “rebano el pastel” hasta donde puedo pero hay una parte que no alcanzo a ver, hasta ahora se ve libre pero hay algo que no me da espina

Escucho una conmoción hacia el fondo del patio interior, a mi lado izquierdo o en la dirección del punto de inicio del juego, reconozco algunas de las voces como de gente conocida, son parte de mi equipo y aparentemente por los demás consultorios también se tiene acceso al alargado patio

En el Airsoft CQB paga bien escuchar tus corazonadas. Una ráfaga de BBs corta el aire enfrente de mí y se lleva a varios Airsofters del ruidoso grupo de vuelta al respawn. Las BBs vinieron de mi lado derecho desde un sitio alto.

Las BBs no tardan en comenzar a volar en ambas direcciones por todo el patio interior, estoy tentado a asomar mi cabeza y mi G36c para contribuir pero el aguerrido grupo de compañeros de equipo que salió de mi izquierda es eliminado antes que pueda hacer algo.

Definitivamente, este patio interior no es una opción.

El tiempo que usas para pensar claramente, nunca es tiempo desperdiciado.

Airsoft CQB

Me hinco en una esquina de la habitación desde donde cubro con mi pistola la puerta y la ventana con un leve movimiento de mi brazo mientras doy un sorbo de agua a mi cantimplora y apago mi radio, hay demasiado ruido en el canal.

Siento una nube de confusión en mi cabeza. El cansancio de la carretera, la adrenalina y este laberinto nuevo no me están ayudando. Mi primera meta es clara, alcanzar el segundo piso, una vez que esté ahí debo encontrar el auditorio. Como lograrlo sin convertirme en un magneto de BBs es el reto.

La acción en el Airsoft CQB es rápida pero cuando la situación se ve desesperada, el tiempo que usas para pensar claramente, nunca es tiempo desperdiciado.

El diseño de los hospitales debe favorecer el desplazarse a cualquier punto de manera eficiente, así que debe de haber alguna otra ruta para llegar a donde quiero.

Y de repente me cae el veinte. Poco antes de comenzar el juego, los Organizadores nos juntaron a todos en un cuarto adyacente a la Recepción para darnos la bienvenida y explicarnos el orden del día ¡Esa habitación tenía una segunda puerta de acceso!

Aparentemente quien sea que haya disparado a mis compañeros de equipo que se aventuraron por el patio interior no tiene intenciones de abandonar su posición, de cualquier manera, considero sabio salir de la habitación con cautela y me apresuro a llegar a la Recepción

Como lo pensé este lugar se ha convertido en un  Cuello de Botella, prácticamente toda la segunda planta del distribuidor son balcones que permiten que entre mucha luz natural desde el ventanal de dos pisos que está al fondo de la estructura pero también lo hacen una posición formidable para controlar el tránsito de la estructura.

No tiene sentido agregar mi rifle a este estancamiento. Aprovecho una buena oportunidad para hacerme camino a BBazos al interior del cuarto donde recibimos las instrucciones previas al inicio del juego.

Efectivamente, el cuarto donde estoy tiene una segunda salida que lleva a un corto pasillo, por un lado conecta el recinto atrás de la Recepción y las escaleras que suben al segundo piso y en la otra dirección, sale al patio interno que encontré antes. Salir al recinto es un error, este pasillo también está cubierto desde el balcón del segundo piso. Me escabullo con precaución hacia el Patio Interno en búsqueda de alguna forma de seguir moviéndome hacia la parte de atrás de la estructura.

Sin ser detectado por el vigía del segundo piso, encuentro la forma de entrar por una ventana a una de las habitaciones del hospital, el espacio está vacío, al igual que los consultorios este cuarto tiene dos accesos, una ventana y una puerta pero además tiene un pequeño baño. No quiero ser sorprendido por algún oponente rezagado así que reviso que no haya nadie dentro de él antes de asomar la cabeza al pasillo.

Estoy de suerte, tengo la retaguardia de un grupo de tres oponentes en el extremo derecho de este pasillo. No se han dado cuenta que estoy aquí, están más entretenidos disparando a mis compañeros que intentan atravesar el cuello de botella.

Enfrente de esta habitación hay otra más con su puerta abierta de par en par, desde aquí puedo ver que también tiene una ventana que conduce a otro patio interior.

Para este momento, tengo una muy buena idea del diseño del Hospital, así que me aventuro al siguiente cuarto. No quiero enfrentar al grupo, aun cuando estoy seguro que podría eliminarlos a todos no sé cuantos más hay en la zona pero lo que es seguro es que los tres vendrían a buscarme en el segundo siguiente en que salieran de su respawn.

En cuanto entro a la habitación me doy cuenta que no fui tan sigiloso, si bien no están seguros que hay un oponente saben que algo se movió en una de las habitaciones.

Me debato entre salir atropelladamente por la ventana hacia el siguiente patio, agazaparme en una esquina o esperarlos escondido en el baño.

La acción en CQB siempre es retadora pero en esta ocasión ha sido un ejercicio para templar los nervios y adaptarse a la situación.

Enfrentar a mis oponentes en esta habitación solo echaría por tierra todo el esfuerzo hecho hasta ahora, sin importar el resultado del encuentro y en el siguiente patio interior bien podría estar un vigía controlando esa área.

Elijo esconderme en el baño, siempre existe la posibilidad de a quien sea que manden a limpiar la zona tenga más interés en regresar a tirar BBs hacia la recepción que en limpiar concienzudamente las habitaciones, después de todo no he visto a ningún otro jugador de mi equipo de este lado del edificio.

Escucho como las puertas de las habitaciones anteriores están siendo abiertas, después de unos momentos escucho la voz de “¡Limpio!” antes de escuchar la siguiente puerta abrirse.

Aunque mi G36c es excelente para un campo de Airsoft CQB, este baño es pequeño así que de un movimiento la echo a mi espalda y saco mi HK USP.

Casi se detiene mi corazón cuando escucho la puerta de esta habitación ser abierta. Con una rodilla en el piso espero a que la puerta del baño se abra mientras apunto a donde adivino que estaría el Airsofter que me quiere mandar al respawn.

No quiero ni respirar, trato de mantenerme calmado cuando de repente escucho una voz que grita: ¡Limpio!

Espero unos momentos más antes de exhalar profundamente, no quiero confiarme. Me asomo lentamente a la habitación. No hay nadie.

Sin mucha dificultad logro llegar al tercer y último pasillo que comunica el bloque de habitaciones con el distribuidor principal del edificio. El segundo patio interno no tenía vigía y además vi que tiene un acceso más al segundo piso.

La escalera recién descubierta lleva directamente a la Estación de Enfermeras pero evito cambiar mi ruta porque intuyo que el tercer pasillo me dejará en una mejor posición.

Adaptarse y fluir con la situación

Mi apuesta paga bien, pude subir por la rampa al segundo piso sin problemas y posicionarme al fondo del edificio, desde aquí no solo domino el segundo pasillo del primer piso, donde están los tres oponentes incluyendo el que con su flojera me permitió llegar a donde estoy, sino también buena parte de la retaguardia de la Fuerza que ha estado repartiendo tickets para el respawn a todo al que ha intentado pasar de la recepción del hospital. Están a unos treinta metros de mí, dentro del alcance al que calibre mi replica antes de comenzar a jugar.

Tengo una ligera ventaja pero es bastante efímera, puedo ver la entrada al auditorio que debemos de tomar pero no tengo los números para llegar hasta allá y esta área no ofrece gran cobertura más allá de la pequeña zona donde estoy.

Vuelvo a encender mi radio con la intención de coordinar algo pero el canal de radio que eligió mi equipo para comunicarse está plagado de confusión y mensajes sin sentido.

Llega el momento de tomar una decisión.

Me levanto de atrás de mi parapeto apunto al pasillo de abajo y jalo el gatillo. Los tres que guardaban esa posición no tienen oportunidad. Los elimino antes que sepan que está sucediendo. Me agacho nuevamente detrás de mi parapeto.

Siguiente movimiento. Me levanto nuevamente y ahora apunto hacia la retaguardia de los defensores del segundo piso. Logro mandar a un par al respawn antes que reaccionen y comiencen a volar BBs en mi dirección.

Es solo cuestión de tiempo, es la misma lógica que el resto del hospital, debe de haber más de una manera de llegar a donde estoy. Ellos son más que yo y conocen mejor que yo esta zona.

Agachado me muevo tanto como puedo del punto donde me vieron. Cambio mi cargador por uno nuevo y me levanto lo suficiente de mi cobertura para asomar mi cabeza y mi replica. Las BBs siguen volando hacia donde yo estaba lo cual me da oportunidad de eliminar a uno más antes que reaccionen y ajusten su ataque.

Mi equipo está capitalizando esta oportunidad. La atención dividida de la Fuerza de Oposición y los elementos que he restado han permitido darle movimiento a el Cuello de Botella.

Continuo con mi estrategia de reubicarme antes de asomarme a disparar, no en todas las ocasiones logro enviar a alguien al respawn pero es útil hacer que centren su atención en mí y no en los accesos a la segunda planta.

Me siento más confiado, es probable que le demos la vuelta al juego.

De repente, el mundo se sacude por unos instantes y caigo al piso. Me abraza el familiar piquete de las BBs en varias partes de mi cuerpo incluyendo mi cabeza. Por reflejo grito: ¡Hit! Mientras mis ojos se vuelven vidriosos por las lágrimas, instintivamente aprieto mis ojos para exprimir el líquido fuera de ellos

Sin necesidad de abrir los ojos para ver, sé que pasó. Recibí una ráfaga de BBs desde un pasillo a la izquierda de mi posición. Sigo acostado recuperándome cuando momentos después escuchó botas acercándose hacia mí, para ahora ya puedo ver claramente, son un par de jugadores del equipo local, se están cerciorando que no hay más gente de mi equipo en mi posición.

Estoy seguro que este par juega seguido juntos por la coordinación y gracia con que se mueven sin necesidad de hablarse.

Pero la incapacidad de comunicarse a distancia de manera efectiva permea a ambos bandos, son sus propios elementos, a los que tome por sorpresa por la retaguardia, los que elimina a este par que tan cortésmente me invito a pasar mi respawn.

Tomo aire y me levanto con mi trapo rojo en la cabeza. Comienzo a caminar hacia mi respawn, voy a buscar a mis amigos. Tengo un plan.

Airsoft CQB es balance entre rapidez y paciencia

Airsofter desplazandose en CQB
En el Airsoft CQB, la situación es dinámica, hay que encontrar el balance entre rapidez y cautela

Antes de ser eliminado, observé un pasillo que podría llevarnos al flanco de los oponentes. Supongo que es un segundo bloque de habitaciones por lo que la Estación de Enfermeras nos debe de llevar relativamente fácil

No espero mucho en el respawn antes de encontrarme con mis amigos y compañeros de viaje. Nos vamos rápidamente hacia el segundo patio interior, estamos bien engranados y danzamos sin problemas hasta el segundo piso a través de la escalera que lleva a la Estación de Enfermeras.

Desde ese punto, caminamos poco antes de encontrar a un pequeño grupo de oponentes, están al fondo del pasillo cuidando la escalera que viene del distribuidor del primer piso.

¡Hay que actuar rápido! Este un pasillo largo y nuestro avance se puede atorar si no empujamos agresivamente.

Sus espaldas están hacia nosotros, sin mediar palabra nos acomodamos, dos amigos al frente de mí se  posicionan uno a cada lado del pasillo, el que está enfrente de mí y se agacha para que pueda disparar por sobre su cabeza y el cuarto elemento cubre nuestras espaldas.

Avanzamos rápidamente, hacemos volar BBs y eliminamos la oposición rápidamente, no es momento de flaquear, no estamos fuera del pasillo.

El respawn del otro equipo no está lejos así que si no capitalizamos está oportunidad tendrán tiempo de responder y fortificar este punto débil.

Seguimos empujando cuidando cada puerta que pasamos, lo más kosher sería tomarnos el tiempo para limpiar cada habitación pero en esta ocasión la carga extra le toca a la retaguardia.

La táctica funciona mejor de lo que esperaba, cuando llegamos al final del pasillo, comienzan a subir más elementos de nuestro equipo, por fin logramos romper el estancamiento que se había dado atrás de la recepción del Hospital.

Sin mucho retraso y reforzados continuamos empujando hacia el auditorio. Queda un pequeño grupo dentro de nuestro objetivo pero para este momento hemos dado la vuelta a la situación, ahora la Fuerza Opositora está encajonada y nosotros estamos bien posicionados con posibilidad de reponer rápidamente las bajas.

En poco tiempo capturamos el auditorio.

Jugar en Airsoft en CQB es una experiencia emocionante y retadora, vive aventuras épicas preparándote para estos escenarios ¡Inscríbete al Taller de CQB Airsoft de Special Tactics!